acupuntura japonesa

La Acupuntura es una de las terapias principales de la Medicina Oriental. La finalidad de la acupuntura es el reequilibrio de la energía vital o Qi que circula a través de los meridianos energéticos. Mediante una actuación terapéutica en el sistema de meridianos se puede influir sobre otros sistemas y sustancias del cuerpo así como en las emociones y actitudes.

Con la Acupuntura Japonesa se puede tratar todo tipo de enfermedades físicas y psicoemocionales. Además su uso regular ayuda a mantener la salud, previniendo de la enfermedad y manteniendo la vitalidad global.

La Acupuntura Japonesa, y en particular el estilo Toyohari que es el practicado en Vilaya, se caracteriza por el uso de técnicas con agujas sin punción o con una inserción superficial e indolora. Está indicada para todas las edades y es especialmente atractiva para gente con aversión a las agujas y para niños. Específicamente para los niños se ha desarrollado un estilo denominado Shonishin, que es muy eficaz para regular su fisiología, con técnicas sin inserción de aguja, usando pequeños instrumentos que permiten hacer friegas, golpecitos, estimulaciones suaves de los puntos de acupuntura y de los meridianos de forma muy agradable.